Card image

Acústica para centros de convenciones

Efectivamente, las necesidades esenciales del cliente que solicita un espacio para realizar una Expo, convención, conferencia o presentación, radican primordialmente en el tamaño del recinto, el cual debe ser un área suficiente o sobrada para albergar a todos sus congregados, además de contar con todos los suministros utilitarios requeridos (mesas, sillas, estrados, tableros o pantallas), una adecuada de iluminación y, lo más importante, un equipo de audio y sonido (micrófonos, bocinas, etc.).

Sobre esto último, y con la noción del lector sobre los dos tipos de acústica arquitectónica*, conceptos que el solicitante no puede apreciar visualmente como lo haría con el espacio o precisiones en componentes de resonancia para su evento, lo que el cliente sí toma como un hecho –ya sea por recomendación o por el renombre del hotel o instalación que ofrece este servicio– es la buena propagación del sonido de la sala facilitada, la cual debe garantizar una buena audición durante todo el evento, sobre todo en la correcta apreciación de las palabras de los ponentes, si llegara a difundirse un video, o se lleve a cabo la presentación de un producto en vivo.

Esto prevendrá una posterior querella del interesado, por la razón principal de que una mala acústica hizo que las palabras del conferencista o presentador se confundieran con el bullicio y comentarios de los asistentes, pues no es lo mismo realizar una exposición al aire libre, donde el sonido se dispersa hacia todos los ángulos, que en un espacio cerrado en el que la disposición de los muros, mamparas, ventanas, espejos, cortinas y hasta el piso o alfombra contribuyen a una adecuada difusión de la voz o resonancia en todo el salón, además de evitar que ocurra una alta reverberación, eco o filtración del audio a otras áreas contiguas.

Auditorios, salones de conferencias, salas de conciertos...

De acuerdo con la facultad de arquitectura e ingeniería de la UNAM, algunos lineamientos a seguir en la acústica para salones de convenciones o auditorios, incluyen:

Aislamiento acústico:

• Una separación de 85dB 18000-20000 H2 de sensor entre cada salón adyacente.

• Una superficie de reflexión acústica en el techo con una reverberación que puede ser mayor al aumentar el volumen de la sala y decrece con las frecuencias graves a los altos de 0.80 a 0.20 segundos (algunos niveles sonoros recomendables para grandes salones de convenciones o conferencias y auditorios van desde los 35 a los 55dB).

• Si es un auditorio o salón de conferencias:

- Las paredes situadas detrás de la última fila de asientos deberán aislarse contra el eco.

- Las bocinas o altavoces deben distribuirse de manera que no haya una diferencia en la intensidad acústica mayor a 4dB.

• Nivel de ruido (curvas de valoración NC: Se relacionan en el espectro del ruido con la perturbación que puede producir en la comunicación verbal, tomando en cuenta los niveles de interferencia de la palabra y los niveles de sonoridad): para auditorios -25NC y para teatros -20NC.

La altura media del techo debe ser un promedio de 6.75 m.

Absorción acústica:

Aunque la mayor parte la retienen los muebles o asientos tapizados y, en menor medida la audiencia, el techo es la mayor superficie que puede transmitir el sonido de forma homogénea hacia la audiencia.

Su altura es vital en el diseño, ya que modifica el volumen de la sala y la transmisión adecuada del sonido hacia el público. En éste se deben emplear:

• Techos difusores principalmente horizontales, proporcionan una superficie reflectante adecuada y evitan la fuerte reflexión del revestimiento superior que causa una desagradable intensidad de tono.

• Para que la sonoridad sea adecuada, el tiempo de reverberación no debe ser alto ni bajo, sino ajustarse al uso que tendrá la sala. En promedio debe estar en un parámetro de 1.2 a 2 T60 (s) – tiempo sobre segundo.

Cuando es un salón de usos múltiples se recomienda que sea menor a 1.2 T60 (s)

• Las paredes laterales deben ser fabricadas con material absorbente al ruido.

• Para reforzar el sonido que procede desde el escenario o estrado se deben colocar reflectores de sonido sobre la parte frontal del auditorio o salón con el objetivo de dirigir éste hacia los asientos o mesas posteriores donde la percepción es más débil.

OTROS MATERIALES

Muros: El empleo de sono-aislantes, placas acústicas o mamparas son muy adecuados para edificar el perímetro del recinto y aprovecharse para dividir los salones y realizar sesiones simultáneas:

- Están fabricados con materiales que absorben el ruido por medio de perforaciones controlando así la reverberación.

- Muchos de éstos cuentan con gomas que se pegan de piso a techo y a sus extremos (con otra mampara o placa acústica) embonan para aislar entre salones.

Fusores de madera: Ayudan a controlar la reflexión de frecuencias, mejorando la acústica de cada espacio y reduciendo los problemas de eco y reverberación:

- Pueden colocarse a diferentes alturas para aumentar el desempeño acústico, ya que reflejan las ondas de sonido en diferentes puntos.

- Su diseño en madera sólida mejora la estética del salón o auditorio, otorgando armonía visual y confort.

Plataformas o escenarios: Son dispuestos en salones con piso horizontal y por lo regular con capacidad mayor a 250 personas:

- Su altura debe determinarse por medio de trazos promedio a la altura de los ojos de cada fila de espectadores hasta el punto más bajo observado.

- En la fila más distante el valor ‘K’ no debe ser menor a 0.12 m. (*ver recuadro sobre Visibilidad).

Ventanas: Si el salón o auditorio tiene ventanas, éstas deben disponer de vidrios laminados consistentes en una película intermedia realizada con butiral de polivinilo (PVB), eti-lvinil-acetato (EVA) y con resinas activadas por luz utravioleta, las cuales:

- Protegen contra la penetración y salida del ruido hasta por un nivel de 52dB.

- Le confiere al vidrio una seguridad adicional ante roturas.

Piso y alfombras: El suelo del auditorio debe tener la forma más adecuada para limitar el fenómeno de la difracción (desviación) del sonido entre las cabezas del público. Se puede demostrar que cuando se preserva la línea de visión del escenario para cada oyente, no sólo se mejora la percepción visual, sino también la auditiva (*ver recuadro sobre Visibilidad).

Instalación de equipo: La mala selección, compra y disposición de los equipos de audio (bocinas), aire acondicionado y hasta video pueden contribuir a una mala acústica:

- Considerar aquellos equipos de apoyo que sean silenciosos.

- Ubicarlos y ponerlos correctamente, además de darles mantenimiento.

Acciones a seguir en eventos grandes o con sonido envolvente

La logística en el desarrollo de un evento, tanto en un salón de conferencias como un centro de convenciones es de igual manera importante, ya que es muy común que se realicen acontecimientos simultáneos donde los clientes emplean audio. Palabras de Gustavo Franco, capitán de banquetes del Hotel W en la Ciudad de México, afirman sobre las pautas básicas para no interferir con un salón contiguo cuando hay dos eventos en una misma hora que utilicen audio o música durante una presentación.

“Sobre todo cuando hay presentaciones de algún producto o campañas publicitarias y el incremento del volumen del sonido es superior al estipulado”, dice Gustavo.

¿Cuál es el límite de volumen permitido?

Cada hotel o centro de convenciones puede tener sus regulaciones específicas en lo concerniente al uso de audio y video para una convención, conferencia o presentación. Pero principalmente esto se acuerda con el área comercial, que conoce al cliente, realiza una lista de sus requerimientos, y le solicita el programa del día y fechas, en el caso de una convención, para estar al tanto de su plan de trabajo y uso de equipos de audio y video, número de micrófonos y otros suministros.

Posteriormente se realizan pruebas para moderar el sonido y así evitar interferir con el salón inmediato que también tenga su propio evento.

Cuando no se le solicita al hotel o centro de convenciones, ¿qué tipo de equipo de audio es permitido traer a un cliente?

Las dimensiones permitidas también pueden variar dependiendo del tipo de evento que se realice. Por ejemplo, si es una boda existe la necesidad de utilizar unas bocinas con mayores dimensiones, ya que es un evento más social que laboral. Pero por lo regular cuando son conferencias o presentaciones es más sencillo que el inmueble proporcione el equipo suficiente y adecuado de acuerdo a los requerimientos del cliente, pues ya conoce las superficies de todos sus salones y auditorios.


Fecha de publicación:18-01-2022

Fuente:Alta Hotelería

Autor:Alain Pertzel

Imprimir