Card image

Cortinas, revestimientos, tapicería: funcionalidad y decoración en hotelería

Los interiores del hotel son textiles con carácter. Cumplen la función de combinar, dar privacidad, proteger, controlar la cantidad de luz e incluso de sonido, pero principalmente de aportar la base de la personalidad que percibirán los huéspedes durante su estancia.

El diseño de interiores de un hotel se aprovecha de los beneficios visuales y funcionales que la tapicería ofrece, pues se puede renovar por completo o cambiar la atmósfera del lugar con diferentes combinaciones de texturas, colores y composiciones, sin tener que recurrir a remodelaciones del inmueble.

Sin embargo, a la hora de elegir las mejores telas para un hotel también hay que pensar en el tema del mantenimiento y los cuidados que van a exigir.

Necesidades especiales

Las necesidades apremiantes de un establecimiento hotelero es que incorporen tejidos resistentes, lavables y eficientes.

El desgaste, la fricción, la decoloración con la luz, la manipulación constante, la limpieza frecuente y la alta probabilidad de un incendio son presiones diarias a las que se someten las cortinas y la tapicería del mobiliario. Si cualquiera de las telas utilizadas no fuera de material lavable, provocaría tener que renovar las piezas y, por lo tanto, serian poco eficientes, puesto que tendría que destinarse un presupuesto para su cambio o reemplazo en un tiempo más corto

Un aspecto relevante es que también se adquieran telas ignifugas, es decir, resistentes al fuego y excelentes para la prevención de accidentes y propagación de incendios.

En contraste con los blancos (ropa de cama, toallas, mantelería) el resto de la tapicería se percibe colorida. Muchos hoteles implementan sus cortinas en diferentes tonos (beiges, azules, verdes, violetas) o texturas (estampados, satinados, rugosos) para provocar un cambio de ambiente y distintas experiencias en sus clientes.

Cortinas

Además de ofrecer privacidad y controlar el ingreso de la luz, las cortinas son un elemento decorativo fundamental en cualquier ambiente.

Se busca tener dos tipos: el blackout que aísla tanto luz como sonidos exteriores para provocar mayor como privacidad (tergal, lona, loneta y plastificada) y las translúcidas (telas suaves y flexibles) que permite aprovechar la luz natural.

Las cortinas tradicionales utilizan pliegues en una amplia variedad de diseños y tamaños. Son ideales para proyectar formalidad, con un estilo casual contemporáneo o tradicional, dependiendo de la tela y del cortinero que se utilice. Por su parte, la galería tapizada es un complemento para las cortinas que consta de una base de madera recubierta de hule espuma y tela decorativa con una vista de 20 cm de altura bastante utilizada, sobre todo en las habitaciones y los restaurantes para reflejar elegancia y sobriedad.

Tendencias

Las fibras acústicas e ignífugas son una solución lo bastante óptima y resolutiva, práctica y eficaz para la hotelería. Su composición en nuevos tejidos, los cuales ofrecen una absorción sonora mucho más notable que los comunes, dan como resultado un vacío en reflexiones y eco. Al mismo tiempo, estos tejidos son ignífugos permanentes, es decir, retardantes del fuego que, por su composición de fibras micro porosas, actúan con una gran absorción.

Además de la humedad del ambiente, el aire acondicionado es el factor que más daña el tejido de las cortinas, por lo que en la actualidad se utilizan productos químicos biodegradables para limpiar los filtros y componentes de los equipos climatizadores para alargar el tiempo de vida de los cortinajes.

Para habitaciones obscuras o con falta de luz se recomiendan telas vaporosas y frescas como organzas. Y mejor en colores claros, ya que esto ayuda a que haya más claridad creando efectos de luz solar.

Una cortina con peso y con gran fruncido aporta un toque clásico. Líneas rectas y funcionales se sugieren para dar un toque más vanguardista.

Áreas del hotel involucradas

En los hoteles pequeños, la gerencia es la encargada en Resorts y grandes cadenas hoteleras, el área de División de Cuartos es la responsable de identificar habitaciones, pasillos, áreas de servicio y elevadores que se encuentran en mal estado o con algún tipo de deterioro para su atención inmediata y comprobar que se cumplen los estándares de calidad a través de las continuas revisiones.

En todo caso, el Ama de Llaves debe garantizar la limpieza, pulcritud, arreglo, orden, buen estado y funcionamiento de las cortinas, así como del resto de la tapicería en el establecimiento para la satisfacción del cliente

Para ello, deberá llevar un riguroso control de todo lo relativo a la limpieza y mantenimiento. A partir de un programa de limpieza y desinfección organiza el trabajo que diariamente debe cumplirse con la calidad requerida, así como reportar, revisar, comprobar y exigir calidad en las reparaciones efectuadas por mantenimiento.

Este programa debe incluir las áreas y objetos cuya limpieza se realice diariamente y aquellas en que se haga cada 7, 10, 15 o 30 días Repasando que estén limpias, sin rotos y con todos los ganchos de forma que circulen por el riel de forma correcta, pudiendo cerrar completamente.

Cómo elegir proveedores

En el negocio hotelero, los proveedores son esenciales, por ello se debe buscar la mejor calidad de los productos, esencial para brindar un servicio de excelencia, para lograr un crecimiento y posiciona miento en el mercado.

Lo primero que debe considerar es el costo beneficio. Después del precio, se debe tener en cuenta la confiabilidad del proveedor, que es un factor clave. Un proveedor eficiente y de confianza siempre enviará la cantidad correcta del producto. en el tiempo convenido y en un buen estado.

Cuando reemplazarlas

En el momento que se perciba "desgaste" o rotura Generalmente, las cortinas tienen un tiempo de vida útil establecido desde la colocación, que pueden ser 5 o 10 años, aproximadamente, dependiendo de la calidad de las telas, así como la humedad del ambiente Obviamente, no es lo mismo un hotel urbano que otro de playa.

Las reposiciones deben programarse tanto en el presupuesto del hotel, como en el par stock.

El éxito de un hotel se basa en la atención, pero también en la imagen de limpieza y pulcritud que se le transmite al huésped. Por eso la importancia, amigo hotelero, de mantener y cuidar cada detalle.

 


Fecha de publicación:15-10-2021

Fuente:Alta Hotelería

Autor:Ángela Segura

Imprimir