Card image

Las festividades son festines para restauranteros

México es un país que se caracteriza por tener días festivos y festividades prácticamente todos los meses del año y esto, a nivel mercadotecnia, representa una gran oportunidad para sacar provecho y atraer comensales a los restaurantes.

Son diversos factores los que apoyan lo anterior, entre los más importantes es el factor idiosincrasia. Sí, amigo restaurantero, hay que entender esta parte de nuestros comensales para identificar qué les gusta y qué no. Veamos algunos puntos tomados de varias sesiones de grupo realizadas para diferentes restaurantes:

- Los días festivos representan un “remanso de paz” en la rutina diaria por lo que se aprovecha para “consentirse” y esto implica darse lujos que normalmente no se dan de manera cotidiana y entre los más mencionados es el asistir a comer “decentemente” a un buen restaurante, de preferencia con amigos y familiares para fomentar la convivencia.
 

- El presupuesto de gasto para los días festivos no es un inconveniente ya que “ para eso están las tarjetas de crédito”.
 

- Los días festivos son para levantarse tarde por lo que los tiempos de comida más buscados son las comidas, las cenas cuando se dan los “puentes”.                                                             - Los comensales en estas fechas buscan restaurantes que ofrezcan no sólo comida sino “ambiente” que puede ser interpretado básicamente como música y preferentemente en vivo, pantallas de televisión para eventos deportivos, etc. (un buen ejemplo es el restaurante Arroyo que en estos días duplica su rotación).

La clave para aprovechar este potencial radicará en tangibilizar las ventajas competitivas y valores agregados del restaurante, así como su capacidad de adaptación y rapidez para hacer promociones y publicidad, específicamente para esta temporada, y en general para todos los días festivos que se avecinan. Cada temporada o festividad debe ser “distinta” y con promociones diferenciadas, pero más importante aún, con menús “temáticos” a ese día festivo o temporada, lo cual también influye en la decoración y la ambientación del restaurante.

Piense en la gran demanda de servicios que se generan en torno a los días festivos y vacaciones tanto en el lugar de origen como de destino, pero aquí es donde entra su creatividad basada en la expectativa de los comensales y se llama: comodidad y practicidad.
En otras palabras hágales la vida fácil, ofrezca la mejor relación costo-beneficio en estas fechas, aunque tenga que sacrificar un poco sus utilidades, pero a cambio ganará más
comensales nuevos.

En el caso de los restaurantes que no se dedican a los mariscos, ¿ por qué no crear un menú de cuaresma, pero además con paquetes familiares que motiven a las familias a comer nutritivamente y a un precio razonable? Y habrá que tener en cuenta que los niños están de vacaciones, por lo que las áreas de juegos infantiles no pueden faltar. Si no
las tiene rente algunos inflables o consolas de Wii o X-Box para entretener a los niños mientras los padres de familia degustan una buena comida y mejor bebida.
Es importante mencionar que todo lo anterior tendrá que ser adaptado dependiendo el concepto de cada restaurante, para que no se pierda la esencia del mismo y no se desvirtúe la expectativa de sus comensales.

Como verá, las oportunidades de negocio ahí están, sólo hay que poner creatividad y un poco de imaginación para adaptarse a las tendencias y expectativas de los comensales es sus vacaciones y días festivos.


Fecha de publicación:18-01-2022

Fuente:A la Carta

Autor:Gustavo Cordero Rodríguez

Imprimir