Card image

Actualización sobre el sector de viajes y turismo


Un mercado posicionado para atraer oportunidades extraordinarias de inversión

México cuenta con una sólida dinámica de mercado que lo convierte en un destino atractivo tanto para la inversión hotelera como para la inmobiliaria.

Algunos de estos factores incluyen, entre otros, ubicación estratégica y accesibilidad en América, robusto perfil macro económico, políticas comerciales favorables, infraestructura moderna y su rico patrimonio cultural, así como maravillas naturales.


Perspectiva económica


México es la segunda economía más grande de América Latina después de Brasil en términos de

PIB y el sexto mercado emergente más grande del mundo. El sector de servicios genera casi dos terceras partes del valor agregado bruto de la economía, y el sector manufacturero aporta alrededor de una quinta parte. A pesar de los desafíos con el gobierno actual relacionados con su disciplina fiscal y las preocupaciones del Banco Central (Banxico) sobre su independencia, se espera que la economía de México tenga una sólida recuperación en 2021, superando en su totalidad el crecimiento anual del PIB en América Latina.

 

 

 

 

¿Sabía usted qué?

 

El mercado industrial de México se mantiene resiliente gracias a las sólidas tendencias del comercio.

 

Por su ubicación, México también sigue siendo uno de los destinos más importantes para las inversiones industriales y las empresas globales continúan eligiendo a México para establecer nuevas fábricas, no solo para la industria automotriz, sino también para la industria aeroespacial, alimentaria, médica e informática. México es parte de la cadena de abastecimiento de Estados Unidos y de Canadá y la confirmación del T-MEC así como la elección del presidente Biden, han garantizado un mayor número de inversiones en bienes raíces industriales para maquiladoras a lo largo de la frontera entre Estados

Unidos y México.

 

En comparación con otros países en 2020, el sector inmobiliario industrial de México, se ha visto impulsado por; el extraordinario crecimiento en el comercio electrónico y el negocio de e-tailer, así como la consecuente necesidad de espacios para distribución, infield urbano y centros de logística en la mayoría de las ciudades primarias y secundarias de México. En 2020, los bienes raíces industriales crecieron de 77.08 millones de m2 a 79.3 millones de m2, superando el crecimiento de la economía mexicana en general. En promedio, las rentas mensuales, también aumentaron levemente de $4.42 por m2 a

$4.53 por m2, mientras que la ocupación se mantuvo estable en 5.61% vs 5.55% en 2019, lo que generó certidumbre entre los inversionistas. Estos indicadores siguen atrayendo inversionistas globales con gran apetito por hacer negocios en casi todos los mercados industriales de México, impulsando la demanda de alojamiento empresarial y corporativo en estos mercados.

 

Desempeño del sector del hospedaje

 

El repunte relativamente fuerte en las visitas a México fue evidente en el desempeño de los mercados turísticos más importantes del país, como el de Los Cabos, Cancún y la Riviera Maya. Estos mercados, aunque siguen observando fuertes caídas en el nivel de ocupación, en parte debido a las limitaciones de ocupación máxima establecidas por el gobierno, lograron alcanzar tarifas promedio que superaron los niveles de 2019, a pesar de que 2020 fue el peor año en la historia de la industria hotelera.

 

Este desempeño fue generado en gran medida por los turistas nacionales e internacionales provenientes de Estados Unidos que experimentaron cansancio por el encierro y que buscaban escapar a uno de los pocos destinos que permanecían abiertos

al turismo al inicio de la pandemia. México como país, supo transmitir un nivel de confianza a los turistas al no cerrar sus fronteras y al ser uno de los primeros destinos en obtener el sello Safe Travels desarrollado por el World Travel & Tourism Council (WTTC).

 

Los hoteles en México implementaron rápidamente todos los protocolos de seguridad requeridos, implementados no solo por la matriz de la cadena hotelera, sino también por diferentes organizaciones nacionales e internacionales de salud y seguridad, líderes de la industria y asociaciones como el CNET (Consejo Nacional Empresarial Turístico). Todas las organizaciones continúan trabajando juntas para promover y defender los intereses de la industria hotelera y turística en el país.

 

 

Dinámica de la oferta

 

México cuenta con el sector hotelero más desarrollado de América Latina, con más de 400.000 habitaciones esparcidas por todo el país. Aunque la oferta de habitaciones del país se divide por igual entre propiedades de cadenas hoteleras e independientes, los destinos clave en el país suelen reflejar un nivel más alto de oferta hotelera institucional (de marca), con aproximadamente el 60% de las habitaciones de hoteles de marca, localizadas en destinos como Cancún / Riviera. Maya y Ciudad de México.

 

Más de un tercio de la oferta de México se encuentra en destinos turísticos. El destino conformado por Cancún / Riviera Maya representa la mayor concentración del mercado hotelero en México, con aproximadamente una quinta parte de la oferta de habitaciones de hotel del país, seguido por la Ciudad de México y la región de Puerto Vallarta / Riviera Nayarit.

 

La cartera de nuevos hoteles en el país es impresionante, con cerca de 14,000 habitaciones actualmente en construcción y 10,000 habitaciones adicionales en etapas de planeación que se espera se entreguen a final del 2023. Este nivel de actividad demuestra la fuerte confianza de los inversionistas en la perspectiva del sector hotelero mexicano a largo plazo. Nuevos destinos vacacionales como la Riviera Nayarit en la costa oeste han sido considerados recientemente por muchos desarrolladores, mientras que los mercados turísticos tradicionales como Los Cabos y Cancún continúan teniendo nuevos proyectos.

 

Si bien algunos proyectos en etapa de planeación se han parado o retrasado por la pausa en los financiamientos y el cierre temporal de las oficinas gubernamentales que autorizan permisos y licencias, los proyectos en construcción que se detuvieron temporalmente durante el cierre por la pandemia se reiniciaron tan pronto como se permitió hacerlo.

 

 

Mercado de inversión en el sector hotelero

 

México es un destino de llegada muy estratégico en América Latina, con vínculos cercanos con la economía de Estados Unidos, con un mercado hotelero dolarizado y una oferta hotelera sofisticada.

Como tal, el mercado presenta muchas oportunidades para comprar activos rentables y de calidad con sólidos indicadores de mercado a largo plazo.

 

A diferencia de otros países de América Latina, México tiene un sistema financiero más sofisticado que permite a los inversionistas fondear adquisiciones de hoteles y desarrollos hoteleros a tasas atractivas. Los préstamos pueden ser en dólares estadounidenses o en moneda local, dependiendo de la región en la cual opere el hotel y de si los ingresos son en dólares. Los préstamos a valor (LTV) oscilan alrededor del 50% del valor total del activo, y las características varían según la calidad del promotor y del proyecto a financiar. Las Instituciones Financieras otorgantes de créditos en México, incluyen tanto bancos locales como internacionales, principalmente españoles.

 

El surgimiento de vehículos de inversión nacionales (por ejemplo, FIBRAs y CKDs) dirigidos al sector hotelero ha aumentado la liquidez en el mercado en los últimos años, impulsando así la inversión en el sector hotelero.

 

Nota: FIBRA = equivalente a los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (REIT) en los EE. UU. CKDs = Certificados de desarrollo de capital, valores que cotizan en bolsa emitidos por fideicomisos para recaudar capital para financiar oportunidades de inversión.

 

Conclusiones clave sobre la inversión: ¿por qué México?

 

  • La segunda economía más grande de América Latina después de Brasil, con una ubicación muy estratégica en América, vecino de Estados Unidos.

 

  • La entrada de nuevas cadenas de lujo (por ejemplo, Ritz Carlton, Park Hyatt, Waldorf Astoria, Four Seasons, St. Regis, JW Marriott, One & Only, Rosewood, Ritz- Carlton Reserve) se espera fortalezcan el posicionamiento y el nivel de los principales destinos, como el de la Ciudad de México, Cancún, Riviera Nayarit, Los Cabos, Guadalajara, Monterrey, lo que permitirá tarifas más altas en el mediano / largo plazo.

 

  • Propiedad hotelera sofisticada (por ejemplo: fondos de inversión inmobiliaria (REITs), fondos de pensiones, etc.) y disponibilidad de financiamiento de deuda hotelera, lo que dará como resultado un mercado de compradores razonable.

 

  • Mercados resilientes de complejos hoteleros que se benefician tanto de turistas nacionales como internacionales.

 

  • Mano de obra de bajo costo, alta productividad laboral y productos no costosos, que dan como resultado altos márgenes estables de utilidad en el sector hotelero.

 

  • Grandes inversiones en proyectos de infraestructura, incluyendo las recientes y futuras ampliaciones de aeropuertos en destinos clave (por ejemplo, en la Ciudad de México, Puerto Vallarta, Cancún) y el desarrollo del Tren Maya en Quintana Roo, lo que representa un buen augurio para el futuro de la industria hotelera.

 

  • Gran cantidad de activos independientes en submercados estratégicos que podrían convertirse en marcas internacionales con inversiones de capital con potencial de alto rendimientos.

 

  • Presencia de activos de alta calidad y de marca internacional en destinos clave.


Fecha de publicación:18-01-2022

Fuente:Hospitalitas

Autor:JLL

Imprimir