Reuniones de trabajo y fiestas oniine, al alza en el último mes

Publicado el

En el último mes, durante el confinamiento por la pandemia, el porcentaje de capitalinos que ha participado en reuniones de trabajo en línea subió de 20 a 32 por ciento. Se trata de una actividad que hacen más los hombres, con un 37 por ciento de ellos, que las mujeres, con 28 por ciento. Así lo indica la más reciente encuesta de El Financiero realizada en la Ciudad de México, el pasado 5 de junio.

Junto con las reuniones de trabajo, otra actividad que registró un aumento son las fiestas o reuniones sociales en línea, que pasó de 12 a 17 por ciento. También los hombres son más propensos a participar en esas actividades, con 20 por ciento, que las mujeres, con 15 por ciento.

La asistencia a servicios religiosos en línea también aumentó ligeramente en la capital del país, de mayo a junio, al pasar de 14 a 16%. En este caso las mujeres realizan más esa actividad, con 19%, que los hombres, con 12 por ciento.

Las clases escolares en línea no registraron ningún cambio, quedando en 29 por ciento, así como las conferencias, que registran el mismo 23 por ciento del mes pasado. Las clases las reportan tener más las mujeres, con 33 por ciento, que los hombres, con 24 por ciento.

HACIA LA NUEVA NORMALIDAD

En la encuesta también se preguntó qué es lo primero que le gustaría hacer a la gente una vez que pase la pandemia del coronavirus:

Las tres respuestas más altas fueron tomar unas vacaciones (53%), celebrar con la familia en algún restaurante (48%) e invertir en una mejor educación para sus hijos (44%). Si estas preferencias son un indicador de reactivación económica en la nueva normalidad, el turismo, la industria restaurantera y la educación van por delante.

Con un poco menos de menciones aparecen organizar una fiesta (34%), empezar un negocio (33%) y entrar a algún gimnasio (28%).

Para el 25%, lo primero que le gustaría es consentirse con ropa o gadgets nuevos, el 24% remodelaría su casa (luego de semanas de confinamiento), el 22% comprar muebles nuevos y el 15% compraría un auto nuevo.

  • Fuente: El Financiero