UE prohíbe entrada a turistas de México y Estados Unidos

Publicado el

La entrada de estadounidenses a cualquier país de la Unión Europea seguirá prohibida, debido a su creciente tasa de infección de Covid-19, una medida que corre el riesgo de antagonizar can el presidente Donald Trump, sobre todo cuando el bloque abrió la posibilidad de admitir a los turistas chinos.

Los viajeros provenientes de China podrían estar entre aquellos a los que se les permite la entrada si Pekín acepta esclarecer dudas sobre su información en relación al coronavirüs.

Con los viajeros de EU, las personas provenientes de Rusia. Brasil e India, donde las tasas de infección son altas, permanecerán excluidas, a pesar de los argumentos iniciales que apostaban por ofrecer más concesiones para mantener a flote al turismo.

México tampoco aparece en la lista de naciones admitidas, sólo Uruguay, entre los latinoamericanos, que ostenta una tasa de infección baja, junto a Argelia, Australia, Canadá, Georgia, Japón, Montenegro, Marruecos, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia y Túnez.

El medidor de la UE para elegir a quienes puedan visitarla se basa en su tasa de infección promedio, de alrededor de 16 por cada 100 mil habitantes.

Tras las decisiones europeas, la canciller española, Arancha González Laya, dijo; «Éste no es un ejercicio para ser amable u hostil con otros países, es un ejercicio de responsabilidad propia» ante una crisis sanitaria.

Los viajeros de los llamados «microestados» europeos, como Andorra, el Vaticano, Mónaco y San Marino también recibirán luz verde.

Los países aprobados han sido seleccionados en función de la fiabilidad de sus datos, las tasas de infección y la reciprocidad En el punto álgido de la pandemia. a mediados de marzo pasado, la Comisión Europea llamó a Estados miembros a no permitir los viajes no esenciales desde fuera de la UE.

La lista de los sí admitidos se actualizará cada dos semanas y los miembros del club pueden no acatarla, pero ya fueron advertidos del peligro que representa si siguen su propio camino y expanden el número de naciones desde donde se permite viajar.

  • Fuente: La Razón de México